Enamorados de la distracción

 

Por Alex Soojung-Kim Pang*


Enamorados de la distracción 002Las últimas palabras de mi libro Enamorados de la distracción son “La conexión es inevitable. Distraerse es una elección”. Estas palabras hacen eco del dicho budista que dice “el dolor es inevitable, pero sufrir es una elección”. Esto significa que, mientras ninguno de nosotros puede escapar de contratiempos o desilusiones o de pérdidas de amistades y seres queridos, podemos elegir cómo reaccionar a estos desafíos que, inevitablemente, nos da la vida. Termino con esas palabras porque el libro es un largo argumento sobre la importancia de reconocer que, mientras las tecnologías de la información son parte de nuestra vida cotidiana y pueden tener un efecto profundo en nuestra mente, todavía podemos ejercer control sobre ellas. Las empresas de tecnología hacen un gran trabajo para que sus productos parezcan benignos e inevitables. Pero en realidad, trabajan duro para crear esta apariencia y hacer sus productos tan adictivos como sea posible.

¿Cómo se diseñan las tecnologías para ser adictivas? Algunas personas hablan sobre ese destellar brillante de Internet apela a nuestros cerebros visuales, sobre cómo los “Me gusta” de Facebook o los retweets nos dan un pequeño shot de dopamina. Pero estos efectos no son meramente accidentales. Las empresas diseñan activamente para maximizar nuestro compromiso con estas tecnologías. A continuación daré algunos ejemplos de cómo esos diseños trabajan…

*Lleva veinte años investigando la relación entre las personas y la tecnología. Doctorado en Historia de la Ciencia, Pang trabajó de Microsoft Research, es profesor visitante  en las Universidades de Stanford y Oxford, y consultor senior de Strategic Business Insights, un think tank con sede en Silicon Valley. Sus artículos se publican en las revistas Scientific American, American Scientist, en Los Angeles Times Book Review y en prestigiosas publicaciones académicas.

  3 comments for “Enamorados de la distracción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 7 = once