Diario de la Feria: Día 2 – Jornadas Profesionales

Por Sebastián Lidijover (Stand de Riverside Agency)

Día 2 JJPP

No hay Jornadas Profesionales si no hay un cóctel.
Los libreros más organizados llevan su agenda e itinerario calculado de antemano, una lista mental de los stands que deben visitar basado en las cuentas que quieren abrir -las editoriales con las que todavía no trabajan de forma directa- y los libros que intentarán conseguir.

Diario de la Feria: día 1- Jornadas Profesionales

Por Sebastián Lidijover (Stand de Riverside Agency)

Día 1 JJPP

Un diario de la Feria del Libro se comienza de noche. Aún cuando las Jornadas Profesionales terminen a las 18hs, porque hay que cerrar el stand, pulir detalles, pasar o no por la oficina, contestar mails, cenar y recién ahí sentarse a escribirlo.
Ya veremos si en el transcurso de los días encontramos huecos para escribir entradas a otras horas. Por lo pronto el Blog de Edhasa (nuestros amigos, tan cercanos que casi somos una familia) nos han cedido su espacio para que contemos nuestro día a día de la Feria.

Cartelera Edhasa

Flyer Las Revolucionarias - Liviano

¿Qué libro presentamos?
Las revolucionarias de Alejandra Oberti

¿Cuándo?
El jueves 19 de marzo a las 19hs

¿Dónde?
En la librería Libros del Pasaje – Thames 1762 – Palermo – Caba

¿Quiénes participan?
Ana Barletta y Nora Domínguez dialogarán con la autora

Diálogos imaginarios

dialogos Imaginarios

Grabado de 1884 – “She told the bookseller of her wishes”

El arte de contar un libro es el arte de evocar algo que ya esté en el lector antes del propio libro y que, al contarlo, se reconozca en él. O, por el contrario, es evocar lo que al lector le falta, en una suerte de simetría inversa que lo haga anhelar eso que lo completa.
Elegimos hacerlo a través de diálogos imaginarios entre un lector y un librero, porque es lo que conocemos. Pero no tendría por qué ser así. Nos gusta pensar, por ejemplo, que el Gran Kan y Marco Polo hablaban de libros. Que aquél exigiendo que le describiera una ciudad lejana y que el mercader envolviéndola en palabras, era una forma de acercarle eso que minutos antes no estaba a su alcance, aún cuando en cierta forma la tuviera delante suyo.
Abrirse a un libro es una forma de contemplar el mundo.

Clienta - Hola, buenas tardes.
Librero - Buenas tardes.
Clienta – Estoy buscando Las mil y una noches ¿la tienen?