Un viaje corto pero muy conmovedor

Los cuerpos y las sombras

Por Eduardo Sguiglia, autor de Los cuerpos y las sombras.

Las primeras imágenes de Los cuerpos y las sombras comenzaron a florecer hacia fines de marzo de 2011.

A principios de ese mes, tuve que ir a Rosario a testificar en el juicio oral que se estaba llevando a cabo contra el general Díaz Bessone y el Servicio de Informaciones de la Policía por los delitos de lesa humanidad que habían cometido durante la última dictadura militar.

Fue un viaje corto pero muy conmovedor. No solo por los trágicos testimonios que se presentaron en esa fecha o por haberles visto la cara a un puñado de genocidas sino también porque tuve la oportunidad de reencontrarme con viejos compañeros y militantes de aquella época.

El último día, con algunos de ellos, unos cuatro si la memoria no me falla, nos hicimos tiempo para compartir una mesa en un bar de la zona. Conversamos varias horas. Desde el atardecer hasta la medianoche. Las historias, los recuerdos, las reflexiones acerca de si tales o cuales episodios hubieran sucedido de otra forma y las anécdotas personales aparecieron unas tras otras. Pero hacia el final de la cena un tema acaparó la charla: el presente violento que comenzaba a vivir la provincia y la ciudad por el fenómeno del narcotráfico y la complicidad policial.
Cuando nos despedimos no faltó quien identificara las semejanzas, las diferencias y los cambios ocurridos en las últimas décadas.
Nada era lo que había venido siendo desde siempre. A la vuelta de aquel viaje empecé a investigar y a recopilar datos de la acción guerrillera que se evoca en la novela. Semanas más tarde, fui hilvanando poco a poco las diferentes historias que se cruzan en el relato y a perfilar a un conjunto de personajes que –al igual que muchos de nosotros- sobrelleva un pasado, remoto o reciente, que no puede olvidar ni resolver. Que lo acompaña y lo persigue como las sombras de sus cuerpos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 + dos =